Salud Física

10 preguntas para saber si tu estilo de vida es saludable


que es un estilo de vida saludable

Pocas veces reflexionamos sobre el estilo de vida que llevamos. El trabajo, los estudios y las demás obligaciones diarias pueden hacer que tu salud se vea afectada. Ten en cuenta que el término salud no solo implica la ausencia de enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud, se trata de un estado de completo bienestar tanto físico, como mental y social.

Considerando esto, es importante que te preguntes qué tan saludable te sientes. Y para ello hay ciertas preguntas clave que puedes hacerte. Al conocer las respuestas a estas interrogantes podrías determinar si estás llevando un estilo de vida no saludable.

  1. ¿Qué cantidad de agua bebes al día?

El agua ayuda a mejorar el ambiente hormonal de tu cuerpo, así como de regular la temperatura corporal y lubricar las articulaciones y los ojos. Si no estás tomando la cantidad suficiente pierdes energía, la piel se seca, cambia tu humor y hasta puedes sentirte mareado.

La cantidad de agua que debes tomar depende de factores como el ejercicio, el entorno y la salud en general. También depende de tu peso, por ello lo más recomendable es tomar al menos 1 litro de agua al día por cada 20 kilos de peso. En la cantidad de líquidos que se deben consumir también debes considerar los que provienen de los alimentos.

Tomar suficiente agua también te ayudará a prevenir la sequedad de boca o boca seca, que se produce cuando no se cuenta con la suficiente saliva para mantener la boca húmeda. Mantener la boca hidratada te ayuda a evitar –dentro de otras cosas- la aparición de caries y de la enfermedad periodontal.

  1. ¿Cuándo fue la última vez que usaste las escaleras en lugar del ascensor?

Subir por el ascensor es de mucha ayuda cuando llevas bolsas, pero una forma de ayudar a tu cuerpo a mantenerse saludable es subiendo las escaleras de manera regular. Según un estudio de la Universidad McMaster en Canadá, esta práctica ayuda a mejorar la capacidad del sistema circulatorio, respiratorio, y muscular.

  1. ¿Cuántas veces al mes comes comida rápida?

De acuerdo con la especialista en nutrición Ana Cristina Gutiérrez, no existen alimentos malos, sino que estos se convierten en un problema cuando se abusa de ellos. En el caso de la comida rápida advierte que debe consumirse solo de vez en cuando. La mayoría de las comidas diarias deben ser balanceadas: ricas en frutas y vegetales, incluyendo alimentos integrales, carnes blancas, grasas buenas y mucha agua.

  1. ¿Qué cantidad de frituras comes al mes?

Las grasas son importantes para el cuerpo porque aportan calorías y ácidos grasos esenciales, ayudan a mantener el cabello y la piel saludable y absorber las vitaminas A, D, E y K, entre otras cosas. Sin embargo, debes saber que hay algunos tipos de grasas más saludables que otros. Lo mejor es que elijas las de origen vegetal que no son hidrogenadas, porque son las más saludables, como el aceite de oliva y de coco, los frutos secos y el aguacate.

  1. ¿Cuántas horas duermes al día?

Quienes tienen un estilo de vida no saludable no suelen tener un descanso apropiado. Dormir tiene un efecto positivo en el bienestar general porque no solo ayuda a reponer las energías perdidas, sino que además protege el corazón, mejora la memoria y reduce la depresión. La cantidad de horas que debes dedicar a dormir depende de tu edad. Quienes tienen entre 18 y 64 años, por ejemplo, requieren de entre 7 a 9 horas al día de sueño, esto según la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos.

  1. ¿Cuánto tiempo dedicas a ti mismo?

En los últimos años, las personas han olvidado la importancia que tiene tomarse un descanso para respirar profundamente o estirar el cuerpo. Según la experta en psicología organizacional de la Universidad de Londres, Almuth McDowall, el tiempo que te dedicas a ti mismo es un espacio que te permite recargar energías y recuperarte del trabajo. Asegura que desconectarse es clave para el cuerpo y la mente porque estos no están diseñados para trabajar a toda velocidad durante todo el día.

  1. ¿Consideras que tu rutina te genera satisfacción o estrés?

Si lo que haces a diario te está produciendo estrés, entonces tienes un estilo de vida no saludable y necesitas cambiar tu rutina. Una buena forma de sentirte mejor es realizando alguna actividad física, ya que el deporte ayuda a liberar tensiones. 30 minutos de actividad, como mínimo, te permitirá conseguir un estado de tranquilidad, evitará cambios de humor y aumentará tu satisfacción personal.

También debes considerar que el estrés puede provocar la aparición de ciertas condiciones como el bruxismo, que es la acción de apretar o rechinar los dientes. En ese caso el dentista puede recomendarte el uso de un guarda dental nocturno. También es buena idea probar algunas técnicas que ayudan a la relajación como la meditación y el yoga.

  1. ¿Sufres de dolores musculares?

Si llevas un estilo de vida no saludable es probable que sufras de dolores musculares. Estas dolencias pueden ser causadas por tensión, esfuerzo físico y lesiones menores. Una alimentación equilibrada, así como una correcta hidratación son claves para evitar estos problemas. También es importante que si haces ejercicios te estires bien al iniciar la actividad y si estás en la oficina también debes hacerlo, levantándote ocasionalmente y estirando tus músculos.

  1. ¿Qué tan seguido tienes dolores de cabeza?

Un conjunto de malos hábitos de vida puede provocar dolores de cabeza recurrentes. Si bien es cierto que este tipo de dolencia puede ser un síntoma de diversas enfermedades, según el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), perteneciente al Hospital Universitario Vall d’Hebron, hábitos como no dormir suficiente, poca actividad física, no desayunar por las mañanas, fumar o el consumo de cafeína pueden ser detonantes de este problema.

  1. ¿Te consideras malhumorado y/o irritable?

Tu mal humor puede ser un síntoma de que estás llevando un estilo de vida no saludable. Si bebes poca agua estarás más irritable por la fatiga que produce la deshidratación. Y si no duermes bien también estarás malhumorado porque el sueño interrumpido tiene una repercusión en los sentimientos de simpatía y amabilidad, según un estudio del Hospital Universitario Johns Hopkins en EE. UU. En caso de que no estés seguro de la respuesta a esta interrogante, pregúntales a tus amigos o a tu familia y lo descubrirás.

Llevar un estilo de vida no saludable podría incrementar las posibilidades de padecer ciertos problemas de salud como dolores de cabeza, dolencias musculares y en las articulaciones, e incluso desarrollar enfermedades de mayor gravedad como diabetes, colesterol alto, hipertensión, insuficiencia renal, etc. Por ello, lo mejor es que tomes previsiones y comiences desde ya a mejorar tus hábitos para conseguir mayor bienestar.

Hecho por: Kontent Room

También te va a interesar...