Salud Física

8 maneras de estar en forma si no te gusta ir al gym


ejercicios en casa

Publicado en Cultura Colectiva
Por: Abril Romero

El primer mensaje lo recibí en mis pantalones, el cierre ya no subía. Al poco tiempo me llegó otra señal, la espalda me dolía casi diario. Entre el cansancio y lo mucho que me agitaba subiendo escaleras, entendí que lo que me cuerpo trataba de comunicarme era que necesitaba reconciliarme con él.

Sin duda la opción más sencilla habría sido inscribirme al gimnasio porque, admitámoslo, es una gran alternativa para organizar tu tiempo; además, pagar una cuota es un gran estímulo para levantarte de la cama y hacer rendir tu dinero. Pero, honestamente, ninguna de estas razones me convencía de inscribirme porque, la verdad, ¡no me gustan los gimnasios! La única vez que fui a uno me sentí encerrada, fuera de lugar y me aburrí rápido. Lo más emocionante que me pasó entre los aparatos fue cuando me caí en la caminadora y desde entonces no he tenido ganas de volver.

Por eso cuando mi cuerpo me mandó señales de ayuda, me acerqué a mis amigos más fitness y me dieron tips súper útiles para todos los que, como yo, quieren empezar a cuidar su cuerpo sin pasar por el gimnasio:

1. Salir a correr

Aquí la palabra clave es “salir”. Para muchos lo más agobiante del gym son sus cuatro paredes, por eso una actividad al aire libre, con el viento soplando en tu cara y la posibilidad de ver los árboles y el cielo es una gran alternativa.

beneficios de una vida saludable

2. Moverte con ritmo, no con repeticiones

O sea, bailar. Las rutinas de gimnasio pueden parecer repetitivas, sobre todo para quienes prefieren sentir mayor libertad y espontaneidad. Ante esto, nada como una sesión de baile para reconocer los movimientos de tu cuerpo y fluir con la música.

estilos de vida saludable

3. Aprender a usar tu  fuerza

Estar en forma no es lo mismo que sentirte fuerte, por eso para muchos una gran opción para activarse son las clases de autodefensa que te permiten sentir que tú cuidas a tu cuerpo en la misma medida en que éste te protege a ti.

como llevar una vida saludable

4. Transportarte con tu cuerpo

Andar en bicicleta, scooter o patines te da la satisfacción no solo de moverte, sino de avanzar. Sentir que tu cuerpo te lleva a donde tienes que llegar es increíble.

desarrollo fisico y salud

6. Compartir y competir

En el gym cada quién está concentrado en su propio proceso y eso puede parecer un tanto solitario. Si también eres de los que necesita un poco más de acción y emoción, ¿qué tal practicar un deporte en equipo? Así no solo usas tu cuerpo, también te inspiras para llegar a una meta en común y el ánimo de tus compañeros te motiva a levantarte temprano el domingo para echar esa cascarita.

actividad fisica y deporte

7. Gym casero

Si el tiempo, los traslados y el dinero para inscribirte a una clase pueden ser una limitante, qué tal ejercitarte sin salir de casa. En internet seguro encuentras tutoriales para practicar yoga, zumba o twerking en la comodidad de tu sala. Incluso solo conseguir una cuerda y saltar 15 minutos al día puede hacer una diferencia en tu vida. Lo único que necesitas es comprometerte contigo y dedicarle unos minutos diarios a esta actividad.

ejercicios para estar en forma

8. Ejercicio en todo lo que haces

Si de plano la disciplina no es lo tuyo, ¿por qué no intentas integrar la actividad física en cada una de tus actividades? Es simple, en el trabajo  usa las escaleras, no el elevador. No pidas comida, ve por ella. Incluso en las actividades más simples, como limpiar la casa o cocinar, hazte consciente de cada parte de tu cuerpo. Yo, por ejemplo, cuando me lavo los dientes presto atención a cada uno de los movimientos de mi brazo y muñeca, y me concentro en cómo se siente el cepillo en mi boca. Cuando empecé a hacerlo descubrí que al dejar de mecanizar mis actividades, retomaba el control de mi cuerpo y fortalecía mi conexión con él. Esto me ayudó no solo a sentirme más consciente de mí misma, también le dio un descanso a mi mente porque al enfocarme únicamente en lo que hago, dejo de pensar en todo lo demás que me preocupa.

como estar en forma

En mi búsqueda por cuidar mi cuerpo sin pasar por el gimnasio, probé casi todas estas actividades y aprendí a integrarlas en un estilo de vida activo y saludable. Por ejemplo, por las mañanas hago unos estiramientos rápidos y sencillos que encontré en un vlog y voy al trabajo en bicicleta. En casa me enfoco 100 por ciento en lo que hago, ya sea barrer, subir escaleras o lavarme los dientes. Y cuando tengo oportunidad, me reúno con mis amigos a jugar voleibol o salir a bailar. Hacer esto por mi cuerpo ha mejorado distintos aspectos de mi vida, desde mi condición física hasta mi salud dental; y lo mejor es que, si se lo preguntaban, mis pantalones ya cierran de nuevo.

Hecho por: Kontent Room

También te va a interesar...