Salud Física

Ponte en forma en 10 pasos sin necesidad de ir al gimnasio


ejercicios para bajar de peso

Las personas no buscan hacer ejercicio solo para mejorar su aspecto físico, sino también sus condiciones de vida y su salud, ya que cada vez más se vincula el hecho de ejercitarse con mejoras en la calidad de vida y prevención de enfermedades. Hacer actividades físicas permite mover articulaciones y músculos, para ganar fuerza y resistencia y sentir cada vez menos dolor.

La actividad física combinada con una buena alimentación contribuye notoriamente a la prevención de enfermedades cardio vasculares, bucodentales, trastornos de alimentación, trastornos psicológicos, sobrepeso y obesidad, entre otras. El ejercicio ayuda a quemar las reservas de grasa o glucógeno acumuladas en el organismo, mejora la circulación, la flexibilidad e incluso las habilidades sociales. Sin embargo, muchas personas prefieren no practicarlo con la excusa de contar con poco tiempo o poco dinero para apuntarse a un gimnasio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en cuanto a la mortalidad en el mundo y al menos un 60% de la población no realiza ejercicios para una vida saludable.

10 pasos para ponerte en forma sin necesidad de ir al gimnasio

  1. Establece un calendario con rutinas específicas para la semana: actividades cardiovasculares de 2 a 3 veces por semana, dos días para ejercitar el tren superior y dos para el tren inferior, por ejemplo.
  2. Usa tu smartphone: las apps gratuitas con rutinas de ejercicios serán tu mejor aliado; algunas de las más utilizadas y recomendadas son Fitbit, MyFitnessPal, Sports Tracker, Entretenimiento de 7 minutos, Pocket Yoga y Freeletics bodyweight, por ejemplo.
  3. YouTube, Facebook e Instagram: los grandes maestros. En las redes puedes encontrar miles de ejercicios para una vida saludable que podrás realizar fuera de un gimnasio.
  4. Busca parques o plazas cerca de tu casa para ejercitarte: muchos tienen zonas especializadas con barras o implementos que pueden usarse para entrenar.
  5. Usa los muebles: las sillas y muebles del hogar pueden sustituir los equipos de los gimnasios. En ellos puedes hacer sentadillas, fondos de tríceps, entre otros. Su versatilidad da para muchas opciones.
  6. Sal a bailar: el baile es una actividad física muy completa. ¿Qué mejor que ejercitarte mientras te diviertes? Recuerda acompañar este baile con mucha agua natural, con gas o saborizada; aléjate de las bebidas alcohólicas y el cigarrillo, ya que afectan tu corazón, tu cerebro, tus dientes y encías. Los dientes tienden a mancharse y pueden aparecer caries por el nivel de azúcar de estas bebidas; además tanto el alcohol como el tabaco pueden favorecer la gingivitis.
  7. Explora opciones: hoy en día la variedad es muy amplia; ejercicios funcionales, barras, cuerda de saltar, ciclismo. Prueba y encuentra una que te apasione.
  8. Sal a trotar por las mañanas, por las noches o los fines de semana: busca el tiempo que más te convenga y apúntate a algún evento o club de running cerca de tu casa; conocerás gente con metas compartidas y se apoyarán mutuamente. Puedes utilizar apps como Runtastic, Runkeeper, Strava o Nike+Running que te ayudan con la motivación y te ofrecen rutinas de acuerdo a tu necesidad y nivel de entramiento.
  9. Establece retos grupales con tus amigos: pueden buscar opciones cercanas a la casa o la oficina y quedar para jugar al tenis, al pádel o al fútbol; hacer sus propios campeonatos, con sanciones y recompensas le dará un giro muy interesante a estas actividades.
  10. Establece metas semanales o mensuales: pueden ser horas de entrenamiento, cambios en la masa o grasa corporal, la talla o el peso, mejoras en la ejecución de ejercicios específicos o incluso lograr hacer otros de mayor dificultad técnica.

Ponte retos

Los retos siempre son divertidos, puedes hacer tus semanas temáticas con ejercicios para una vida saludable, por ejemplo: 1000 sentadillas o 1000 abdominales o 500 burpees en una semana.

No confundas la actividad física con el deporte, la primera se refiere al movimiento corporal de los músculos esqueléticos que genera consumo de energía, incluye, además de los deportes; caminar, montar en bicicleta, actividades recreativas, etc. La OMS recomienda que los adultos dediquen un mínimo de 150 minutos semanales a practicar actividades aeróbicas o 75 si son de alta intensidad y, actividades de fortalecimiento de los músculos dos veces por semana. Todos estos ejercicios para una vida saludable pueden hacerse sin necesidad de ir al gimnasio. ¿Qué esperas para empezar?

Hecho por: Kontent Room

También te va a interesar...